Niños en edad escolar: 4 cosas que SI o SI debe tener su educación.
Seleccionar página

Aunque no lo creas, los niños en edad escolar atraviesan por cosas que solemos pasar por alto. ¡Tranquilo! A todos nos pasa. 

Mucho se habla de la educación de los niños en edad escolar, pero poco se dice del rol del padre y su influencia en ellos. Por eso, sabiendo la función de los padres en la educación de los niños, te mostraremos 5 prácticas que puedes aplicar hoy mismo que harán que tu hijo crezca con autoestima, confianza y seguridad.

edad escolar

¿Cómo son los niños en edad escolar?

Empecemos por el principio. Según Stanford Children ‘s Health, uno de los hospitales pediátricos más premiados de Estados Unidos, es justo en esta etapa cuando los niños empiezan a entender su entorno. Aquí, tu hijo empezará a darse cuenta de la publicidad en la calle, seguirá o evitará modas, reconocerá al presidente de su país y hará vínculos con personas fuera del núcleo familiar.

Puede que esto lo hayas escuchado antes, pero tu hijo es más inteligente de lo que tú crees. Los niños en edad escolar vienen de preescolar y llegan a primaria. Vienen de dibujar, pintar y colorear, a ver matemáticas, geografía e idiomas. Su cerebro, con todo su potencial, se adapta a eso más rápido que cualquier otra especie.

Como están empezando a ver el mundo con otros ojos necesitarán adaptarse, y para eso, buscarán el referente de alguien que ya haya pasado por eso, sus padres.

Ahora sí, ¿Qué puedes hacer desde casa por la educación de tus niños en edad escolar?

Lo que pasa en casa mientras el niño vive estos cambios es fundamental. La buena noticia es que, según Peter Gray, uno de los psicólogos más reconocidos en el tema, los niños se enseñan casi todo a sí mismos, son autodidactas. Tú solo debes acompañar el proceso y nosotros te explicaremos cómo hacerlo.

1. Dales la libertad de aprender.

Este es el fundamento de la teoría de Gray. En su investigación concluyó que los niños en edad escolar tienen unas increíbles capacidades para aprender solos. Como lo dice en su libro, son máquinas de aprender (Gray, 2013).

El consejo es simple, déjalo aprender, pero sobre todo déjalo jugar. Gray demostró que jugando, los niños son capaces de resolver problemas, controlar sus acciones y ser resilientes con sus emociones.

2. Confía en tus hijos 

John Holt, un educador que ha inspirado a miles de profesores en el mundo, escribió un libro con una poderosa teoría sobre la educación. Él resumió toda su carrera en dos palabras: Trust Children (confíen en sus hijos). Según él, nada es muy simple ni muy difícil para los niños en edad escolar.

A pesar de que los niños aprenden solos, tu rol y acompañamiento como padre es fundamental. Una  paternidad ideal consiste en darle a tus hijos la libertad de tomar decisiones sin ponerlos en peligro. 

En los estudios de Holt, se muestra que el truco está en las herramientas que pones en sus manos. Se ha demostrado que en las antiguas civilizaciones, los niños de 5 años más o menos, aprendieron a jugar con lo que tenían a la mano: cuchillos, flechas, instrumentos musicales y otros. Para los niños en edad escolar de hoy en día no es tan distinto: pueden ser los juguetes, utensilios de cocina, materiales creativos e incluso el tan perseguido smartphone.

3. Sé el ejemplo de tu hijo.

Con esto no nos referimos a ser el guía moral de tu hijo (que es un tema para otro artículo), sino a que tú seas su primera referencia a la hora de aprender algo nuevo.

No es un secreto que los niños en edad escolar son un espejo. Todo lo reciben, lo imitan y lo repiten. Ellos observan y cuando menos te das cuenta, lo replican. Así es como aprenden a caminar, hablar y actuar. Por eso, cuando te dicen que tu hijo sigue tus pasos, es literal.  

Aplica eso en tu día a día y tendrás una poderosa arma educativa en tus manos. Será tu AS bajo la manga. 

Por ejemplo, si dejas que tu hijo te acompañe mientras reparas el carro,  le muestras y le hablas mientras lo haces, le abrirás un mundo nuevo, y en un tiempo tendrás un mecánico privado en casa.

4. BONUS: Responde sus preguntas, en especial con los niños en edad escolar.

La popular escritora norteamericana L.R Knost, dijo: “Un niño puede hacer fácilmente 100,000 preguntas al día, su comportamiento dependerá de la forma como respondas”. 

Si lo piensas detenidamente, cuando un niño hace una pregunta es una oportunidad única para educarlo. Piensa cuándo fue la última vez que tu hijo te hizo una pregunta ¿cómo reaccionaste? 

Conclusión

No existe un manual sobre cómo educar a un niño, de hecho, solo se aprende a ser papá o mamá siéndolo. El truco no está en ponerle en la mano todo lo que pide, sino poner las cosas correctas en ella. Ser parte del proceso de su descubrimiento natural. De eso se trata todo, de responder al interés del niño. 

Entendiendo las características de un niño, la conclusión es clara. Debemos acompañarlos en el camino, pero sin interrumpir. Los niños pueden solos, así que confía en ellos. Ya lo dijo el niño Javier Ochoa en su charla de TED.

Como padres debemos proveer todo lo necesario para el aprendizaje: herramientas, juegos, espacios al aire libre, oportunidades de ensuciarse, de correr, tocar el agua, el pasto, la lluvia, explorar, un entorno seguro, entre otras cosas, pero lo más importante es el ejemplo. Recuerda que por más autodidactas que sean los niños, siempre seguirán tus pasos. Asegúrate de que te vean haciendo lo que a ellos les encantaría aprender y aún no saben.

Esperamos que esta mini guía sobre los niños en edad escolar te ayude en tu camino como padre y que, hoy mismo, puedas implementar las 4 potentes técnicas para la educación en casa de tus hijos. En pa2pa, esperamos saber de ti muy pronto, tenemos mucho más por contarte.