Los primeros días del recién nacido: Todo lo que debes saber
Seleccionar página

La experiencia de tener un bebé es sin duda de las más emocionantes y conmovedoras. Y así como está cargada de ilusiones y de expectativas, también vendrá con muchos temores. Especialmente para los que son padres primerizos, los primeros días del recién nacido son un gran reto, en el que los nervios se pueden hacer sentir con fuerza.

Cuando ya has sido mamá o papá, o incluso si tienes ayuda de alguien con más experiencia, estos días transitan de una forma más amable. Pero si no es así, no te preocupes. Con un poco de formación, asistencia médica en los momentos en que sea necesario, y todo tu amor, tu bebé irá creciendo sano y fuerte. No te pierdas estos consejos vitales para que los primeros días del recién nacido sean felices y tranquilos.

5 Consejos básicos para vivir los primeros días del recién nacido

1. La alimentación

Una de las principales dudas que aparecen en los padres durante los primeros días del recién nacido, es sobre la alimentación. Lo ideal a todas luces es la lactancia materna, el mejor y más completo alimento para tu bebé. Debes ofrecerle pecho cada dos a tres horas. La frecuencia en las tomas, además de mantener a tu bebé llenito, favorece la producción de leche. Durante los primeros días las tomas son un tanto largas, de unos quince a veinte minutos por pecho, así que procura ser muy paciente y buscar una posición cómoda para ambos.

2. El cordón umbilical

Y otro de los temas que generan nervios en los padres durante los primeros días del recién nacido, es el tratamiento del cordón umbilical. Para cuidarlo, recuerda lavar muy bien la zona con agua y jabón unas tres veces al día y mantenerla lo más seca posible. No debe tener mal olor, inflamación, enrojecimiento ni secreciones de ningún tipo. Si ves alguna de esas características en tu bebé, debes consultar al pediatra, pues podría ser necesaria la toma de antibióticos.

3. La piel amarilla o seca

La piel de tu bebé recién nacido es sumamente delicada. Imagina que durante nueve meses estuvo sumergido en el líquido amniótico, así que es normal que durante los primeros días la veas un poco seca. Incluso, es frecuente que se presenten rozaduras o dermatitis por el uso del pañal. También es usual que durante los primeros días del recién nacido se vea un tanto amarillento. Este tono se genera por la bilirrubina en la sangre y se llama ictericia. Lo ideal es exponerlo de a poco a la luz solar de manera indirecta.

4. Las visitas

Cuando se suma un nuevo miembro a la familia, todos quieren ir a darle la bienvenida. Sin embargo, lo más recomendable es restringir un poco las visitas. Los nuevos padres necesitarán intimidad, y especialmente la madre para que junto a su bebé se acople al ritmo de la lactancia materna. Tampoco es conveniente llevar al recién nacido a centros comerciales o a lugares con mucha concentración de personas.

5. ¿Cuándo ir al pediatra de urgencias?

Cuando tienes a un bebé recién nacido, puedes asustarte y querer salir de carreras al médico ante cualquier eventualidad. Pero así como no debes alarmarte en exceso, tampoco debes descuidarte ante algunas manifestaciones. Si ves que tu bebé presenta  fiebre, vómitos, cambio de coloración, dificultad para respirar o le notas más decaído o irritable, es importante que consultes rápidamente a tu médico de confianza.

Los primeros días del recién nacido son un viaje lleno de emociones. Entre la magia de ver por fin el rostro de tu bebé, los esfuerzos por cuidarlo lo mejor posible y los temores propios de la etapa, serán días que quedarán profundamente grabados en tu corazón. Y seguro que estos consejos te ayudarán a transitarlos feliz.