El primer día de escuela de tu hijo: Todo lo que debes saber
Seleccionar página

Cuando somos padres, el bienestar de nuestros niños se vuelve nuestra primera prioridad. Cuando están bebés no escatimamos cuidados para mantenerlos protegidos. Pero a medida que van creciendo, se ven en la necesidad de vincularse socialmente, de “salir del caparazón”. Y en ese proceso, el primer día de escuela es uno de los pasos más emocionantes, pero que al mismo tiempo puede volverse estresante.

Como viva cada niño este proceso, va a depender de su personalidad y que tan fácil se le haga vincularse con las demás personas. Pero sin duda que la acción de los padres será fundamental para acompañarles y ayudarles a que ese primer día de escuela sea el inicio de una relación de alegría con el estudio y la socialización. Veamos los consejos fundamentales que debes tomar en cuenta para que el inicio escolar de tu pequeño sea todo un éxito.

5 Consejos para que el primer día de escuela sea todo un éxito

1. Comunícate con tu hijo

Un de las claves más importantes para que el primer día de escuela sea un éxito, es comunicarte de forma amplia y asertiva con tu hijo sobre la experiencia que está próximo a vivir. Háblale sobre la escuela y procura contagiarle tu entusiasmo. Anímale a pensar en las cosas nuevas y divertidas que aprenderá y en los nuevos amigos que podrá hacer. También dale espacio para que te cuente sus dudas y te exprese sus sentimientos. Si ves que tiene temor, déjalo que te cuente sobre las cosas a las que teme y trata de desmontar sus miedos con paciencia y comprensión. Transmítele que estás allí para él y que le acompañarás en esta nueva etapa de su vida.

2. Vayan juntos a comprar los útiles escolares

Para los niños, cada cosa nueva es un motivo de emoción y de sorpresa. Aprovecha esta fascinación por la novedad de la infancia, para hacer un puente con la escuela desde una óptica positiva. Vayan juntos a comprar los uniformes de la escuela, el bolso, la lonchera y los zapatos nuevos. También los libros y los cuadernos, de acuerdo a los motivos que más le gusten. Trata de complacerlo en esto. Déjalo que participe en la elección de sus útiles escolares. Puede transformarse en una aventura divertida para él.

3. Establece rutinas diarias

El primer día de escuela es sólo el puntapié inicial para una nueva experiencia de vida, que requerirá de cambios en la rutina familiar. Es por esto que es conveniente diseñar una rutina a la que tu pequeño pueda ir adaptándose. Por ejemplo, si tu hijo es de los que adora dormir hasta tarde, trata de, al menos una semana antes del inicio escolar, acostumbrarlo a levantarse a una hora más temprana. También prepara todo lo relativo al inicio a clases con antelación: los uniformes, la comida, los traslados. Mientras más organización previa tengas, más tranquilo será el proceso de empezar la escuela. Si tu estás relajado y confiado, eso es lo que le transmitirás a tu pequeño.

4. Fomenta la independencia de tu hijo

Sabemos que, especialmente cuando somos padres primerizos, separarnos por mucho tiempo de nuestros hijos es una idea que nos genera ansiedad. Pero tanto para nosotros mismos, como en especial, para los niños, es vital fomentar su independencia. Asegúrate de que tu hijo maneje conceptos básicos como comer solo, ir al baño solo, desabrochar y abrochar su ropa, lavarse las manos, entre otros. Y también es vital que fortalezcas su independencia emocional. Hazle saber que papá y mamá estarán para apoyarlo en todo lo que necesite, pero que la escuela es un espacio para él. Para que haga nuevos amigos, aprenda y se divierta.

5. Habla con sus maestros

Y por último, para garantizar que el primer día de escuela de tu hijo será el inicio de una experiencia satisfactoria, tómate el tiempo de conocer a sus maestros. Cada institución educativa tiene una visión y filosofía propias, y esto seguro lo habrás considerado al apuntar a tu pequeño en una escuela. Pero también es importante que conozcas a los maestros que estarán en el día a día de tu hijo. Un buen lazo con sus profesores te permitirá seguir de cerca la evolución del niño, su desarrollo en el aula de clases, aquellas cosas que está manejando bien y también esas en las que tenga problemas. El maestro es el profesional ideal para trabajar en conjunto con los padres en la inserción satisfactoria del niño al ambiente escolar.

Siguiendo estos sencillos consejos, el primer día de escuela será el inicio de una experiencia escolar en la que tu pequeño crecerá, se desarrollará, aprenderá sobre la interacción social y se formará como una persona de bien.