Miedos en el embarazo: Los más comunes y cómo combatirlos
Seleccionar página

Ya en Pa2Pa te hemos contado en otras oportunidades sobre los grandes retos que vivirás durante los primeros días del recién nacido. La llegada de tu bebé está cargada de una serie de experiencias y novedades. Pero si nos vamos a los momentos previos, también nos topamos con desafíos a los que tenemos que hacer frente de la mejor manera. Seas mamá primeriza o ya hayas tenido hijos, los miedos en el embarazo estarán presentes en una medida u otra.

Asuntos como la gestación, el desarrollo de tu bebé, el momento del parto o la maternidad en general, se cuentan entre los temores más recurrentes de las embarazadas. Y se trata de sentimientos naturales y absolutamente comunes. En primer lugar, se pone en juego la incertidumbre de no saber cómo se desarrollará la gestación o si tu bebé llegará sano al mundo.

En segunda instancia, aparece el natural instinto maternal, como una necesidad absoluta de protección ante esa pequeña criatura que vive dentro de ti. Acompáñanos a profundizar en cuáles son los miedos en el embarazo que se presentan con mayor frecuencia, así como las formas que tienes para combatirlos.

¿Cuáles son los principales miedos en el embarazo y cómo combatirlos?

El miedo a perder el bebé

Sin duda que uno de los temores que ataca con mayor frecuencia a las embarazadas, es el de sufrir un aborto. En efecto, durante los primeros tres meses se afianza la vida de ese nuevo ser en tu interior, y es justo la etapa en la que se producen mayor número de abortos espontáneos. Este miedo se enfatiza cuando la mamá ha sufrido ya una pérdida anterior.

Y entendemos que se trata de uno de los miedos en el embarazo más complejos de tratar, pero puedes trabajarlo desde dos perspectivas. En primer lugar, controlando tu gestación desde el primer día con tu médico de confianza. Haciéndote los exámenes que él te indique y tomando los complementos y vitaminas como el hierro y el ácido fólico con rigurosidad.

El segundo punto es trabajar en tu propia mente. Nuestra mente tiene un poder infinito, y se alimenta de los pensamientos que construimos día a día. Trata de mantener a raya tu ansiedad. Ve a clases de yoga, de pilates o meditación. Haz visualizaciones positivas. Todos esos son hábitos que te ayudarán a ver el embarazo desde una óptica más positiva.

El miedo a que el bebé no se desarrolle de forma saludable

A medida que la gestación avanza y se consolida, aparece otro de los más recurrentes miedos en el embarazo, el asociado al desarrollo del bebé. Cuando la mamá empieza a sentir las primeras pataditas y el movimiento de su hijo en su interior, se activan una serie de temores.

La mayoría de ellos están asociados al seguimiento del embarazo, a saber si la formación del bebé está avanzando de manera saludable, a sentir la garantía de que su bebé será sano. La principal herramienta para combatir este miedo es el control ginecológico.

En la actualidad existen exámenes muy avanzados, como la amniocentesis, que permiten diagnosticar si el bebé tiene algún tipo de anomalía congénita, problema genético, infecciones o problemas en su desarrollo pulmonar. Recuerda que cualquier examen debe ser indicado por tu ginecólogo tratante, quien guiará tu embarazo hasta feliz puerto.

El miedo al parto

Y cuando ya la gestación está cercana a su fin, aparece otro de los grandes miedos en el embarazo: el momento del parto. Más allá de la elección de la pareja o la mamá sobre si tendrá un parto natural, en un hospital, en casa, en agua, o una cesárea, ese momento se roba las angustias de casi todas las madres.

Asuntos como las subidas de tensión, el funcionamiento cardiovascular o el miedo al dolor casi siempre están presentes, y se agudizan si la mamá ha tenido una mala experiencia previa.

Para combatir este temor es clave decidir sin presiones qué tipo de parto quieres tener, así como depositar tu plena confianza en el médico o equipo que te guiará. También te aconsejamos que leas estos consejos para la hora del parto, que te ayudarán a estar más tranquila y relajada.

El reto de la maternidad

Y el último de los miedos en el embarazo es quizás también el más recurrente y el que más se extiende en el tiempo. No en vano, después de dar a luz son muchas las mujeres que atraviesan por períodos de depresión post parto. El temor de saber si estás preparada para el reto que recién inicias, realmente no se irá jamás.

¡Y esto no es malo! Al contrario, forma parte de la magia de la maternidad. Cada día, con cada gesto y acción de tu bebé, estarás descubriendo un universo de cosas. Y recuerda, no existen manuales para aprender a ser padres. 

Simplemente se trata de una ruta que deberás atravesar, teniendo siempre presente que ya cuentas con la herramienta más valiosa y la única indispensable: el infinito amor por tu bebé.

Si quieres seguir aprendiendo sobre temas importantes de paternidad, descubre nuevos artículos en nuestro Blog. Pero si lo que prefieres es sumarte a la comunidad de Pa2Pa para compartir con otros padres tus experiencias, no dudes en registrarte. Te estaremos esperando. ¡Hasta una próxima oportunidad!